Morder el oro

Seguramente recuerdan haber visto a los campeones morder su medalla en los Juegos Olímpicos. No se trata de un método para mantener la suerte o de abrasarse al triunfo, la razón es que el oro es más maleable a comparación de otros metales, por lo que morderla es una forma de determinar si la medalla es real.

mordida5

Es algo así como lo que hacían en las películas mexicanas cuando ponían a prueba la pureza del oro de las monedas para comprobar si estaba hecha verdaderamente de este metal precioso o si por el contrario, se trataba de pirita chapada. Al morder las medallas o las monedas, los dientes quedan marcados en oro pero no en otro material.

mordida1
Desde luego, la costumbre se ha convertido en una moda, en un simbolismo que adoran los fotógrafos y suelen pedirlo para inmortalizar el momento.

 

mordida8

Sin embargo, el secreto es que las medallas olímpicas de oro cuentan en realidad con solo un 1,34% de ese metal, siendo el resto plata (93%) y cobre (6%). Su valor es de 564 dólares. Pero sentimentalmente, son invaluables.

mordida3

 

Comenta