La nueva tendencia de la yoga incluye cerveza

Conoce el beer yoga y súmate a esta refrescante tendencia

Si incluye cerveza podría suponerse que la clase de yoga terminará en una fiesta. Pero no, la nueva tendencia de esta disciplina, que consiste en beber una fría al tiempo que realizas las diversas posturas de yoga, busca aprovechar las cualidades que contiene esta bebida.

Selene Magni, instructora profesional de Beer Yoga, señaló que uno de los principales beneficios de combinar la cerveza con la yoga es la obtención de nutrientes para mejorar la circulación y el funcionamiento del corazón.

Pero no se trata de beber por beber. La recomendación es que la cerveza que se consuma sea artesanal, pues carece de los químicos que contienen las comerciales. Además, a este tipo de bebidas se les llama alimentos completos, porque, entre otras cosas, están fabricadas con diversos granos.

Gracias a ello es altamente funcional para personas que viven con padecimientos gastrointestinales, porque, además, al no estar gasificada y contener altas cantidades de fibra, no genera reflujo y agiliza la digestión.

Cabe destacar que una cerveza artesanal llegan a tener hasta 200 calorías; sin embargo, agregó la instructora, no causa mayor problema gracias a que cada trago se compensa con el ejercicio realizado.

Una clase de Beer Yoga dura entre 30 y 40 minutos, lo suficiente para disfrutar del sabor de la cerveza y realizar la actividad física necesaria del día. Selene Magni recomendó que este tipo de clases se tomen hasta 3 veces a la semana.

Esta actividad no tiene restricciones para ninguna persona, a menos que tenga alguna lesión en las piernas; al contrario, el Beer Yoga es recomendable para quienes viven en constante estrés. (Si vives en la CDMX corre a practicarlo)

Beer yoga surgió durante un festival de música en Alemania hace un par de años, cuando dos instructoras reunieron a un grupo de personas y pusieron en práctica la yoga mientras disfrutaban de la fría bebida.

 

Comenta