fbpx

Influencers, los nuevos ídolos

Los nuevos modelos a seguir, sobre todo para los más jóvenes de la casa, son personajes que influyen en las decisiones de cómo vestir, cómo hablar y a qué temas poner atención.  

Si hablamos de una forma específica, tendríamos que nombrarlos “bloggers”, “snapchateros” o “youtuberos”, tal como lo hacen sus seguidores. Estas nuevas estrellas de la comunicación utilizan blogs, videoblogs y redes sociales para posicionarse como líderes de opinión, transmitiendo sus mensajes por medio de Instagram, Snapchat y YouTube, una de las plataformas favoritas de estos influencers, ya que cuenta con mil millones de usuarios en el mundo.

Sólo basta con saber que México ocupa el tercer lugar en consumo de videos a través de YouTube. Los rangos de edad entre los usuarios son tan amplios que van desde niños de preescolar hasta adultos mayores, quienes encuentran contenido de todo tipo en este espacio, el cual ha sido muy bien aprovechado por las campañas de mercadotecnia y publicidad, gracias al poder que ha alcanzado.  Las siguientes cifras son del mismo YouTube, que demuestran que:

  • Las personas que ven YouTube por día aumenta 40% por año, desde marzo de 2014.
  • 80% de las vistas de YouTube se genera fuera de los EE. UU.
  • Los contenidos se encuentran en 76 idiomas distintos (lo cual abarca a 95% de la población de Internet).
  • Los canales que obtienen ingresos anuales millonarios en YouTube aumenta 50% por año.

Estos “influencers” crean videos que les generan gran credibilidad ante sus seguidores e influencia sobre temas específicos. Ellos cada vez llegan a personas de menor edad, ante el atractivo de la imagen, por lo que es recomendable tomar precauciones con los niños.

“Hay que prestar especial atención en los youtubers que siguen nuestros hijos, algunos de ellos publican videos con contenido infantil o incluso son niños, pero otros de ellos podrían publicar temas poco aptos para su edad. Prejuicios, estilos de vida, pautas de comportamiento y estereotipos son otras consecuencias negativas de menor grado, pero que a largo plazo pueden causar estragos psicológicos”, comenta Mariel Cuervo, vocera de la iniciativa “Para Un Internet Seguro”.

Además la experta nos da las siguientes recomendaciones:

  1. Confianza.- Crea un ambiente familiar donde puedan hablar abiertamente de sus problemas.
  2. Educación.- Informa a tus hijos de los peligros de Internet, sus derechos y obligaciones.
  3. Control.- Presta atención a cualquier conducta fuera de lo normal.
  4. Protección.- Enséñalos a manejar recursos que pueden ayudar a su seguridad, como lo es editar privacidad.

 

Comenta