Green Day y el enérgico cierre del Corona Capital

Contra la homofobia, la guerra, la corrupción y, por supuesto, con todo y mensaje para Trump. Así fue el show de Green Day en México

Fotos: Tomadas de Twitter

 

Para muchos no hubo más que Green Day la noche del domingo. ¿Qué importa cuántas bandas se presentaron el segundo día del Corona Capital si este irreverente trío iba a cerrar el festival? ¡Y vaya que consiguió opacar al resto!

Hace 13 años que Green Day no visitaba México, pero en esta ocasión supo reponer su ausencia. Sin duda, enamoró y enloqueció a su público de este lado. Más de 85 mil personas se reunieron en el escenario principal del festival para presenciar un espectáculo loco, enérgico… un show cómico, mágico, musical, dirían por ahí.

Billie Joe Armstrong sí que sabe de humor. Bromeó con todo. Pero, también fue serio. Lanzó mensajes contra la homofobia, la guerra, la corrupción y, por supuesto, contra el presidente de su nación, Donald Trump. ¡Fuck Donald Trump, esto es México!, le recalcó.

Y México les mostró que sabe agradecer y es capaz de enloquecer en dos segundos. Bastó con  “Know Your Enemy”, “Bang Bang” y “Revolution Radio, que abrieron el concierto, para que los presentes derrocharan voz y energía.

Pero no fue suficiente con la música. Armstron, Tré Cool y Mark Dirnt se notaron agradecidos con su público mexicano. Y de entre tantos, tres fans podrán contar una historia diferente, podrán decirse afortunados. Dos de ellos, hombres, tuvieron la oportunidad de subir y cantar junto a la banda.

Pero, sin duda, la sonrisa y el aplauso grande se lo llevó una chica. Cuando el líder de Green Day pidió a alguien que supiera tocar guitarra, ella fue la elegida. Subió, tocó algunas notas aprendidas en ese momento y al final lloró, pero de emoción al escuchar a Billie diciéndole que la guitarra que le prestó se la podía quedar. ¡Qué regalo! (Aunque eso mismo ya lo había hecho la banda cuando se presentó en el Palacio de los Deportes en 2004).

“Holiday”, “Boulevard of broken dreams”, “F.O.D”, “Waiting”, “2000 Light Years Away” y “She” también fueron parte del show que duró casi tres horas y terminó, además, con una batería hecha pedazos, una ola de baquetas entre el público y un set acústico por parte de Billie. Claro, no podía faltar la bandera de México sobre el escenario y un enorme sombrero en la cabeza del vocalista.

Por cierto, ese domingo también estuvieron The Sounds, The Drums, Phoenix, Grizzly Bear y Mistery Jets, entre otros.

 

Comenta