#Imperdible: El poder de la lencería

No sólo tiene la función de cubrir las zonas más delicadas de nuestro cuerpo, sino que es una poderosa arma de seducción, seguridad y empoderamiento. La diseñadora mexicana Marika Vera lo sabe y nos da los mejores consejos para atrevernos con sus diseños.

 

Marika Vera, diseñadora mexicana
Marika Vera, diseñadora mexicana

Resguardar la castidad, corregir la postura, dar soporte a los senos, entre otras, fueron por siglos las utilidades que se le dieron a la lencería y corsetería. Corsets, fajas y crinolinas eran un método tortuoso para adaptar la figura femenina al estereotipo de belleza de los siglos 18 y 19.

Ya más cerca de nuestros tiempos, los brassieres llegaron a ser considerados un yugo social, su rechazo fue el símbolo de la lucha por el respeto a las mujeres y el activismo femenino -recordemos la famosa quema de sujetadores en la década de los 60-.

Afortunadamente todo ha cambiado. Nosotras ganamos la lucha contra la ropa interior y ahora son las prendas íntimas las que se adaptan a las actividades y cuerpo de las mujeres, no al revés. Ya no representan un castino ni un estigma social, pues más allá de las tecnologías para brindar confort y soporte, estas piezas fundamentales en el clóset femenino se han convertido en herramientas de seducción.

Al menos así define Marika Vera, diseñadora mexicana, cada prenda que crea como parte de su colección de lencería. Provocadoras, sensuales y libres de tabués, sus piezas invitan a despertar nuestro lado erótico.

“La lencería va de la mano con el erotismo y lejos de ser algo oculto, funciona como atisbo de la entidad sexual que somos. Un vistazo sutil de ella es una reafirmación orgullosa que sólo nos pertenece a nosotras y que hace cómplice a quien lo presencia”, transmite Marika.

Para entenderla, sólo basta con echar una mirada a sus colecciones, así como a los consejos que nos da para sacarle mayor provecho:

  • Agua fría para ti y tu lencería.
  • Además de tonificar tu cuerpo, el agua fría protege tu lencería del maltrato constante.
  • La buena lencería debe adaptarse a la forma natural tu cuerpo, y no tu cuerpo a ella.
  • Nunca duermas con brassiere. ¡Nunca!

LO QUE UN CORTE PUEDE HACER POR TU FIGURA

Pon atención en los cortes, un calzón alto puede estilizar tus piernas, como el modelo Patricia 80’s knicker.

“Nuestros bikinis favorecen más a las caderonas que los cortes más clásicos”, asegura la diseñadora.

Un culotte te da más cintura, ayuda a equilibrar tu figura y aunque de principio lo encuentres impráctico, es lo más cómodo porque contiene tu abdomen.

DEJA RESPIRAR A TU PIEL CON SOFTBRAS

Los bras con copas afectan la circulación sanguínea y evitan que se eliminen las toxinas, lo que puede causar quistes en los tejidos mamarios. Además, no promueven el flujo de melatonina, célula que influye en el sueño, los efectos de envejecimiento, el sistema inmune y la prevención del cáncer de mama. Los softbras son nobles con tu figura y permiten que te desenvuelvas con naturalidad.

EL IMPACTO DE EXPLORAR TU SENSUALIDAD
También ayuda a elevar la confianza en una misma desde el interior para que repercuta en lo que transmites al exterior.

BE A NASTY WOMAN
Es importante tener algunas piezas para jugar y sorprender a otros. Es una cuestión de actitud. La Patricia Ouvert T String es ideal para esto. ¿Te animas?

 

Comenta