El jefe de rescate que auxilió a las víctimas del sismo de 1985 es parte del simulacro de la Cruz Roja

Saúl Escobedo, jefe de guardia en turno y socorrista que auxilio en el terremoto de 1985, se une a las 19 ambulancias y dos unidades de rescate con las sirenas encendidas que recorrieron el Hospital Central de Polanco en memoria de las víctimas.

Saúl Escobedo, jefe de guardia en turno y socorrista que auxilio en el terremoto de 1985, participa en este simulacro en memoria de las víctimas.

Al conmemorarse 32 años del terremoto de 1985, Cruz Roja Mexicana recordó a las víctimas de este acontecimiento con una guardia de voluntarios y voluntarias y el recorrido de ambulancias con las sirenas encendidas alrededor del Hospital Central de Polanco.

Participaron 19 ambulancias y dos unidades de rescate.

En punto de las 7:18 a.m. inició la ceremonia con un minuto de silencio por las víctimas del terremoto y a las 7:19 a.m. sonó el timbre de alerta que rememora, cómo hace 32 años comenzaron a sonar los teléfonos que solicitaban auxilio en el Centro de Control de llamadas ante el derrumbe de varios edificios en la capital del país.

Acto después, las ambulancias con las sirenas encendidas comenzaron el recorrido alrededor del Hospital Central de Polanco, como en 1985, salían para socorrer a los heridos en la zona del centro, en la Condesa, Tlatelolco y en la Avenida Tlalpan, donde se registraron los mayores daños.

Comenta