Disfruta las cenas de esta temporada sin culpa

Como todo ciclo, este 2018 llega a su fin y con este la oportunidad para frenar un poco y hacer consciencia de nuestros hábitos de alimentación, así como para recordar algunos propósitos de año nuevo.

Por Guadalupe Herrera Estrada, Nutrióloga Asesora en Metco

En la actualidad vivimos en un ritmo acelerado de vida, entre el trabajo, el tráfico y los pendientes diarios no dejamos espacio para comer saludablemente y disfrutar de la familia y amigos. Es común que en esta época exista a la mano mucha comida, por lo que es fácil caer en los excesos y luego lamentarnos en enero. Sin embargo, puedes disfrutar de las fiestas decembrinas sin culpa a pesar de que tengas muchos compromisos.

A continuación, algunos consejos:

Muevete y ejercitate en cada oportunidad. No por tener muchas reuniones debes olvidar la actividad física o posponerla hasta enero, recuerda que el ejercicio te ayuda a moderar tu apetito, mejora tu sueño y te ayuda a mantener un peso más saludable. Comparte con la familia, actividades al aire libre, es un buen pretexto para convivir y ejercitarse.

No pases hambre. Si esperas comer hasta llegar a la fiesta, comerás en exceso. Desayuna   y/o come en casa platillos ligeros, así podrás disfrutar con moderación de los platillos que te ofrecen en la reunión.

Postres. Modera la porción y frecuencia de su consumo, en especial si tienes programadas varias reuniones, pues estos son ricos en azúcares y grasas. Si te gusta la reposteria, hornea pasteles o postres, utiliza Svetia Blend para endulzarlos, será una rica sorpresa para tus familiares y amigos.

Modera el consumo de botanas, golosinas y bocadillos, pues es muy fácil excederse. Si eres el anfitrión, integra en el menú tiritas de verduras o frutas frescas, acompáñalas con un dip ligero como jocoque o hummus. O con chile y limón.

Comer es un placer, pero no te excedas con los alimentos y platillos de la temporada. Si bien es cierto que podemos disfrutar de la comida, es importante reconocer las señales de hambre y saciedad. Si escuchas a tu cuerpo evitarás la indigestión y tu peso no se afectará.

Hidrátate, el agua es fundamental para tu cuerpo.  Mantenerte hidratada mejora tu rendimiento diario, en esta época de frío prepara té o infusiones calientes.

Modera el consumo de alcohol. En ocasiones se nos olvida que las bebidas contienen calorías, en especial el alcohol. Prefiere mezclar bebidas como cervezas, whisky, vodka, tequila, entre otras, con refresco light, agua mineral o solo hielos.

Respeta tus horas de sueño. Conciliar el sueño puede ser complicado después de tantas reuniones, recuerda que el descanso también es importante. Además, un sueño adecuado modera tu apetito y mejora tu rendimiento.

Comenta