fbpx

Derriba los mitos del botox

¿Cómo aplicarlo?, ¿dónde? y ¿en manos de quién ponerse para recibir la famosa toxina botulínica? Son los cuestionamientos que debes hacerte antes de animarte a un procedimiento

La búsqueda de la eterna juventud y una apariencia más prolija, ha llevado a la cosmética a desarrollar tratamientos que ayuden a las personas en este camino, y las alejen de procedimientos más invasivos, como son las cirugías plásticas.

Closeup of botox injection in wrinkle near eye

La toxina botulínica ha sido una de las favoritas, desde que se popularizó su uso para difuminar las líneas de expresión. Y aún que ya cuenta con más de 25 años de su aparición, los mitos referentes a los resultados que ofrece, prevalecen.

La doctora Mariam Smith, dermatóloga de la Clínica Y-AGE, nos orienta sobre los avances de este tratamiento y la manera segura de someterse a éste. Por supuesto, el más importante es que “siempre acudan con un médico, los dermatólogos, cirujanos plásticos y quienes tienen subespecialidad en cirugía facial son los únicos capacitados para aplicar botox, porque conocemos bien la fisiología de la piel y la anatomía, y trabajamos con las farmacéuticas adecuadas para adquirir un producto aprobado por la FDA”, asegura.

Como experta, éste es un tratamiento que aplica de manera recurrente, con resultados satisfactorios, ya que “el músculo tiene unos receptores y a éstos llegan los neurotransmisores, que cuando se unen, crean una reacción en cadena en el músculo y hace que se contraiga. Lo que hace la toxina es inhibir esa unión para que no se contraiga, entonces provocamos que se relaje el músculo quitando ese elemento que lo contrae, que es el momento en que se hace la arruga”, explica.

VERDADERO

  • La toxina botulínica es un producto farmaceútico que se utiliza desde 1992 y su función es inhibir la contracción del músculo para prevenir arrugas.
  • Una aplicación incorrecta sí te puede dejar chueca la cara. “Cuando aplicamos en la boca, que en lo personal no me gusta ponerlo ahí -hay quien lo pone para quitar el código de barras que se produce por fumar- si se hace mal, el paciente pierde la fuerza y se corre el riesgo de que no pueda comer bien o tomar agua, se les va a escurrir. En ese caso recomiendo poner ácido hialurónico o estimular la colágena con aparatología”, asegura la doctora Smith.
  • Los recientes estudios científicos han demostrado que se puede utilizar en personas más jóvenes que comienzan con signos prematuros de la edad, es decir, una vez que notas la línea marcada es un buen momento para aplicarla.

FALSO

  • La toxina botulínica no se encapsula. “Eso sucede con los rellenos, la toxina puede generar presencia de moretones posterior a la aplicación o salen ronchitas, pero no encapsulamiento”.
  • Al utilizarla no van a quedar con apariencia rellena, con los ojos chiquitos o restiradas. “La mayoría de las mujeres llegan con la idea de que no quieren verse falsas, pero la toxina botulínica es uno de los tratamientos cosméticos más nobles, es lo que más se utiliza en la rama dermatológica y de cirugía plástica.
  • Entre más te apliques no vas a necesitar más toxina. “Lo que sucede es que conforme más crecemos, utilizamos más el músculo facial, cuando pasa el tiempo vamos de una arruga a un zurco, que es más difícil tratar. De ahí que sea necesario poner un relleno, además de la toxina. Entre más se usa el músculo, más se desgasta, sin duda”.

Comenta