Dejar o no a tu mascota en una pensión

En temporada de vacaciones o cuando tienes un viaje de último momento, lo primero que te preocupa es qué hacer con tu peludo. Sigue estos consejos y tus problemas se habrán acabado.

 

Semana Santa, es por demás una de las épocas del año con el mayor índice de vacacionistas, y estamos seguros que has comenzado a hacer planes para que este año esos días sean memorables pero y… ¿Tu peludo?

No siempre es posible viajar y disfrutar de los días de descanso de la mano de tu perrhijo, lo que puede significar un verdadero dolor de cabeza, así es que, si tu ausencia será por varios días y no tienes algún familiar o amigo que pueda cuidar de él, tal y cómo tú lo haces, puedes llevarlo a una pensión canina.

 

 

¿Cómo funcionan? ¿Qué tan seguras son?

Las pensiones, son una opción recomendable, ya que cuentan con los espacios necesarios acordes con el tamaño de las mascotas y la posibilidad de sociabilizar es mayor. Además, normalmente este tipo de establecimientos ofrecen el servicio de alojamiento, alimentación, paseos, sociabilización y, en caso de ser necesario, atención médica veterinaria.

Sin embargo, los expertos de Llao’s Pet, Boutique & Spa, te recomiendan prestar especial atención en algunos puntos al momento de seleccionar la pensión adecuada:

Evalúa opciones de acuerdo a tu presupuesto, a la cercanía o la facilidad para regresarlo a casa. Recuerda que existen espacios cerrados, que pueden ser ideales si tu peludo suele quedarse dentro de casa, pero también podrás encontrar opciones al aire libre así como otras más que te ofrecen interior e intemperie a la vez.

Cada pensión cuenta con requisitos para su ingreso, por lo que deberás de tomar tus precauciones para cubrirlas, ya que en algunas pensiones encontrarás la restricción de perros enfermos, agresivos o en tratamiento médico.Algunos proveedores suelen preguntarte sobre el comportamiento del perro, sus hábitos, gustos, si vive en casa o departamento, pero sobre todo, si es un perro que convive con otros animales y su reacción ante personas extrañas. Lo anterior les ayuda a brindarle al futuro huésped la atención más adecuada y al responsable del servicio a tomar precauciones.

Es importante que preguntes cuáles son las actividades que realizan, cuántas veces pasean a los perritos, cómo organizan grupos para interactuar y cuánto tiempo los mantienen dentro de las habitaciones. Son realmente habitaciones o jaulas. Cuando tienes más de un perrito, si pueden estar juntos. También en muchos lugares te mandan fotos y videos, o bien tienen cámaras web.

 

Aquí algunos consejos básicos

  • Una excelente opción para tomar una decisión es que tú y tu peludo acudan al lugar, con ello podrás ver su reacción en el sitio y por otro lado esto le ayudará a disminuir el estrés al momento de ingresarlo ya que ya no será un lugar desconocido para él.
  • Si tienes perrita y no está esterilizada considera su período de celo y coméntalo con la pensión.
  • No olvides llevar suficiente alimento. Incluso en algunos lugares les pueden dar premios o carnazas si les indicas cuándo dárselos.
  • Los expertos de Llao’s Pet te recomiendan dejar con tu peludo una prenda tuya, alguna cobija que tenga el olor de casa para que no se sientan abandonados.

Comenta