Debate de dos

López Obrador atacó y respondió a la ofensiva de Anaya

El segundo debate presidencial fue entre dos. Ricardo Anaya enfiló su ofensiva contra Andrés Manuel López Obrador y aunque el tabasqueño había dicho que no caería en provocaciones, al final atacó: “Ricki Riquín Canallín”, lo llamó.

López Obrador se guardó la cartera cuando Anaya se le acercó y dio a tender que la ocultaba para que no se la fueran a robar.

Los otros candidatos hicieron su esfuerzo. José Antonio Meade se desenvolvió con soltura, se mostró seguro, dominaba los temas por haber sido Canciller, y trató de meterse al pleito de dos. Jaime Rodríguez “El Bronco” fue dicharachero, pedía que lo tomaran en cuenta, y logró que López Obrador atendiera a su llamado de abrazar a sus adversarios Meade y Anaya.

El candidato de la coalición Juntos Haremos Historia incluyó a Meade cuando los llamó candidatos de “la mafia del poder”.

El segundo debate presidencial se llevó a cabo en la Universidad Autónoma de Baja California, en Tijuana. Los temas fueron comercio exterior e inversión, seguridad fronteriza y combate al crimen trasnacional, así como derecho de los migrantes. Los moderadores en esta ocasión fueron Yuriria Sierra y León Krauze y hubo preguntas del público.

Para este formato, los aspirantes a la Presidencia de la República podían desplazarse por el foro. Meade se desenvolvió son soltura en el escenario, lo caminó, lo dominó. Su paso tranquilo; López Obrador pocas veces dejó su lugar, se mantenía a un lado de su silla; Anaya también se movía en el escenario, pero su gesto era duro, muy serio. “El Bronco” también se desplazó por el foro y era el que más relajado se percibía.

En la primera ronda y ante los cuestionamientos de Anaya y Meade, López Obrador dijo que el debate era para atacarlo, “es comprensible estamos 25 puntos arriba…No voy a caer en provocaciones”, dijo.

Pero ante las preguntas directas de Anaya y que lo confrontaba cara a cara con preguntas que sacaba del propio libro del líder de Morena, López Obrador le dijo: “mentiroso farsante”. Ese fue el primer ataque directo.

“No sabes las respuestas, porque tus asesores te preparan las tarjetitas”, le reviró Ricardo Anaya, de la coalición Por México al frente.

Minutos antes, cuando el panista se le acercó, López Obrador dijo:
“Voy a cuidar mi cartera”, al tiempo que con las manos hacía la mímica de protegerla.

“Anaya y Meade, los dos, pertenecen a la mafia del poder… Les vamos a ganar a los dos, en la próxima elección”, les dijo.

“Serénate Andrés”, le reviró Anaya.

“Que no nos mezcle en la misma canasta”, pidió José Antonio Meade a López Obrador.

Luego buscando la paz y que le firmara un compromiso, Jaime Rodríguez pidió a Andrés Manuel que le diera un abrazo a Meade y otro Anaya, sorpresivamente el tabasqueño accedió, se acercó a sus adversarios políticos e hizo la señal del abrazo.

Sobre su salud, dijo que lo quieren enfermar, pero él está al 100, “me gusta batear, aunque se unan, les voy a ganar”.

Te compartimos parte de las frases del debate:

“Hay que destetarnos de los gringos y hablarle al presidente de Estados Unidos como se merece”, Jaime Rodriguez

“Fue un error histórico haber recibido a Donald Trump en Los Pinos”, dice Ricardo Anaya

“Los gobernantes de México no han tenido autoridad moral, Donald Trump ha ofendido al pueblo y gobierno de México. Ha dicho que el gobierno es corrupto y tengo que aceptarlo…” dijo López Obrador.

“No hay un solo debate global en donde México no tenga voz. Son muchas las historias de éxito. ¿AMLO de qué vive? Del manejo de un partido nacional?”, cuestiona José Antonio Meade

Luis Ángel Amador Pérez, Diego Domínguez Sánchez y Teresa Reynaga fueron algunos de los ciudadanos que preguntaron.

Los mensajes finales.

Anaya: “Hoy México vive momentos difíciles, hay enojo. Lo que hoy necesita México es paz. La paz es justicia, felicidad, vamos a recuperar la paz”

Meade: “En esta elección vamos a escoger a un Presidente y el mejor soy yo”

López Obrador: “Vamos a ganar la elección. Hoy vamos a sacar a México del atraso. Tenemos lo que se necesita para que México se convierta en la capital del mundo. Nos falta un buen gobierno. ¡Viva México!”

Jaime Rodríguez: “Ellos representa lo mismo de siempre, nosotros representamos el origen de la pobreza, mi mamá es mi héroe, no es zapata ni Villa, es mi mamá, y si mi mamá puede, nosotros podemos”

Comenta