Cruz Roja te dice cómo prevenir ahogamientos por sumersión

Durante los periodos vacacionales, los accidentes por ahogamiento se incrementan entre 15 y el 20 por ciento

Cruz Roja Mexicana hizo un llamado a la población a tomar medidas de seguridad en albercas, presas, mares, lagos e incluso en el hogar en este periodo vacacional para prevenir accidentes de ahogamiento por sumersión que pudieran causar la muerte.

Para ello, la Benemérita Institución llevó acabo un simulacro en la alberca del Comité Olímpico Mexicano, el cual estuvo a cargo de especialistas del área de Rescate Acuático de Cruz Roja Mexicana en la Ciudad de México, quienes realizaron diversas técnicas para rescatar a una persona al momento de ahogarse por situaciones de cansancio, pánico y traumatismo.

En el simulacro se describió la técnica adecuada para evitar el fallecimiento de la víctima, los pasos a seguir para activar los servicios de emergencia y la aplicación de los primeros auxilios. Además se recrearon situaciones comunes de ahogamiento en personas adultas y menores de edad. Se mostraron las técnicas de rescate con llanta salva vidas, una rama y un bidón como ejemplo de los objetos que una persona puede utilizar para salvar a otra.

Sergio Vázquez Cedillo, coordinador de la Sección de Rescate Acuático de la Ciudad de México de Cruz Roja Mexicana, mencionó que en este período vacacional muchas familias visitarán las playas, balnearios, presas y lugares de esparcimiento así como niños y niñas asistirán a campamentos de verano, por lo que es importante recordar que los accidentes no se deben a la casualidad sino a una causalidad.

“Promover la cultura de la prevención como una acción humanitaria es la mejor herramienta para garantizar la seguridad de nuestros seres queridos. La información es nuestra mejor aliada para saber cómo responder de manera inmediata ante un evento de este tipo y poder salvar una vida” dijo.

Señaló que como parte de las líneas estratégicas que ha marcado Cruz Roja Mexicana está el promover, difundir y prevenir aquellas situaciones que puedan derivar en un accidente. De tal forma que esta institución realiza eventos para que la ciudadanía conozca qué hacer y cómo actuar ante un percance.

 

El experto explicó las medidas de seguridad que deben tomar en cuenta las personas para disminuir riesgos por accidentes y ahogamientos. Estas son las recomendaciones:

1. Nunca nadar solo, siempre hacerlo acompañado por alguien.

2. No nadar después de haber ingerido alimentos.

3. No nadar después de haber ingerido bebidas alcohólicas.

4. Evitar correr, saltar o jugar alrededor de la alberca.

5. No jugar de manera violenta mientras estas en el agua o nadando.

6. Obedecer las indicaciones del guardavidas.

7. Identificar si alrededor de la alberca se encuentran dispositivos de seguridad como llanta salvavidas, pértiga y sogas.

8. Conocer el reglamento del lugar en el que se nadará.

9. En lugares en donde el agua este muy fría es preferible no nadar o utilizar la protección térmica adecuada.

10. Nunca tirarse clavados donde no se conoce la profundidad.

11. Seguir las indicaciones de banderas en el mar.

Por su parte, Pitichi Rivadeneyra López, coordinadora nacional para la Prevención de Accidentes, mencionó que de acuerdo con estadísticas, la mayoría de los ahogamientos en población infantil ocurren en el hogar, en sitios como piscinas, cisternas y pozos; mientras que la mayoría de los ahogamientos en adolescentes y personas adultas mayores ocurren en arroyos, canales, piscinas, lagos, mares, playas y lagunas.

Para evitar este tipo de accidentes mencionó las medidas de seguridad que se deben tener en el hogar:

1. Mantener en contacto visual permanente a los niños, y mantenerlos al alcance de la mano.

2. Si en casa hay alberca, ésta deberá tener una cerca que cuente con dispositivo de cierre automático a prueba de niños, para evitar una caída accidental.

3. Nunca dejar sillas o algún objeto que un niño pudiera utilizar para brincar la cerca.

4. Nunca dejar juguetes alrededor o dentro de la alberca, ya que atraen la atención de los niños.

5. Nunca dejar a un niño pequeño solo, ni al cuidado de otro niño mayor.

6. Nunca dejar sin supervisión las tinas o cubetas con agua a la vista de los niños pequeños.

7. Las cisternas y los pozos deberán estar siempre tapados y con candado.
Agregó que la Organización Mundial de la Salud estima que el ahogamiento es una de las 10 causas principales de muerte en personas de todas las edades, de las cuales la mitad se registra en menores de entre 1 y 24 años de edad. Más de 370 mil personas mueren cada año en el mundo.

“En México, según datos del Secretariado Técnico del Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (STCONAPRA) los ahogamientos son la segunda causa de mortalidad por accidentes (la principal es en percances de tránsito). En 2013 se registraron 2 mil 650 muertes por ahogamiento, de las cuales 735 fueron en niños y adolescentes” dijo.

Por último, indicó que durante los periodos vacacionales este tipo de sucesos se incrementa entre 15 y 20 por ciento y precisó que de 2000 a 2013 fallecieron 34 mil 097 personas por ahogamientos: 84.3 por ciento fueron hombres, según datos del STCONAPRA.

Ante este panorama, la Cruz Roja Mexicana recomiendó que en caso de presenciar que alguna persona se esté ahogando, lo más importante es conservar la calma, llamar a los servicios de emergencia 911 y auxiliar a la víctima fuera del agua con técnicas de primeros auxilios. De ninguna manera debe meterse a la alberca, laguna o presa, si no se cuenta con la capacitación necesaria para rescatar a una persona.

Comenta