Cigarro electrónico: el método de iniciación de consumo de tabaco en menores de edad

Hace más de 50 años, creativos mercadólogosnos convencieron que fumar era “cool”. Actualmente sabemos que es la causa número uno de muerte prevenible en el mundo.

Hoy, los ingeniosos mercadólogos logran hacernos pensar que se puede consumir tabaco de una forma “poco dañina”, a través de cigarros electrónicos y el método “vapear”, lo cual es totalmente falso.

No es de sorprender que la popularidad de los cigarros electrónicos ha aumentado considerablemente durante los años pasados. Su diseño innovador y las posibilidades de añadir saborizantes artificiales ha causado que uno de los nichos de consumo con mayor crecimiento sean los adolescentes y menores de edad.

Contrario a las creencias, el cigarro electrónico no es un método para dejar el tabaquismo, se ha demostrado que es una forma de iniciación. Un incremento considerable en el consumo de cigarro electrónico entre jóvenes de entre 11 y 16 años de edad, es el resultado de un estudio realizado por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

La investigación revela aumentos en el consumo de cigarro electrónico que van de 11 puntos porcentuales en Guadalajara durante el 2015 a 31% para 2016; caso similar ocurre con el incremento de 12 a 24% en la ciudad de Monterrey, mientras en la Ciudad de México el aumento va de 8 a 35 por ciento, en el mismo periodo.

Del estudio resaltan los siguientes resultados:

 

En México no existe un marco regulatorio para la venta de cigarros electrónicos y similares. Es urgente crear leyes que regulen la venta y el consumo de cigarro electrónico, además de diseñar campañas de concientización que informen correctamente sobre los riesgos que existen al consumir tabaco mediante cigarros electrónicos.

Contrario a lo que se ha querido dar a pensar, en el cigarro electrónico se han encontrado decenas de substancias tóxicas, cancerígenas y radioactivas.

El consumo de tabaco es la causa número uno en el mundo de muerte prevenible y es responsabilidad de todos asegurar espacios de sana convivencia que aseguren el derecho universal a la salud.

Comenta