Ana, la veracruzana altruista

Ana de la Reguera nos habla del trabajo que hace por La Antigua, a través de la fundación VeracruzANA, la cual recibirá apoyo gracias a la subasta de arte que realizará la firma Glenmorangie.

Presentación Subasta Glenmorangie

 

Con el objetivo de ayudar a quienes más lo necesitan, la marca de whisky Glenmorangie realizó un proyecto al lado del despacho de diseño AmoATO, el cual creó 25 jirafas (icono de la firma) para ser intervenidas por creativos mexicanos. En total, 10 piezas de más de 2 metros de altura, que serán intervenidas por artistas, diseñadores de moda y arquitectos; así como 15 obras de medio metro que servirán de lienzo para que jóvenes ilustradores plasmen su creatividad.

Equipo de organizadores y creativos

En el mes de septiembre estas obras serán subastadas y los fondos recaudados serán destinados a la fundación creada por por la actriz Ana de la Reguera.

VeracruzANA

La historia que comenzó hace siete años, debido a la destrucción que ocasionó un desastre natural en el estado de Veracruz, se cuenta hoy como un pasaje de éxito y solidaridad a través de VeracruzANA.

“Empezamos en 2010 a raíz del huracán Karl, el cual devastó muchos pueblos del estado, entre estos La Antigua. Ayudé a través de otras fundaciones como Cruz Roja, y cuando regresé a Estados Unidos pensé que no me podía quedar tranquila después de todas las historias que escuché, menos de un lugar que representa tanta historia para México, fue así como decidí que la gente que residía ahí, volviera a vivir del turismo. Junto al río había restaurantes y cada que había tormenta o un huracán destruían todo, así que reconstruimos los restaurantes e hicimos un boulevard, para que se afectaran lo menos posible”, recuerda Ana.

La fundación no paró ahí y siguió creciendo. Surgió la idea de tener una casa de cultura y capacitación “porque la gente no estaba educada, les dimos la solución pero no sabían cómo responder a ese trabajo que se les había brindado, así que decidimos educarlos para que se sintieran orgullosos de quienes son y del lugar donde viven”.

Ana de la Reguera

A la actriz originaria de Veracruz se le acercaban artistas de su estado para comentarle que no había un espacio en el que pudieran exhibir sus obras, “así que en conjunto con Gaby Carranza, la directora de la fundación, empezamos a pensar en las residencias para artistas, porque así ellos podrían capacitar al pueblo, al mismo tiempo de tener la oportunidad, durante un mes, de crear obra”.

Poco a poco, los temas relacionados con arte y cultura se fueron convirtiendo en el rubro más fuerte de la fundación, aunque la tarea ha sido más difícil para conseguir recursos que auspicien sus proyectos, pues “el arte es lo más difícil de apoyar porque es algo que no se ve como la ayuda ante desastres”.

Foto:Wikipedia

Vida a La Antigua

A pesar de todo, y gracias a que fundación VeracruzAna tiene el respeto tanto de los pobladores de La Antigua como de donantes, el proyecto fue una realidad. “La Casa de Cultura tiene un espacio de exhibición y cuatro salones de usos múltiples. Siempre hay una exposición de un artista nacional o internacional, o se exhibe el acervo de la fundación, que se ha creado con las donaciones de los artistas que ahí se han presentado”, además de las clases semanales a la comunidad por parte de los residentes en turno que “son dos o tres al mismo tiempo, y ellos son los que dan los talleres. Nosotros cubrimos sus gastos de transportació, como fundaci es de las partes e transportaci ellos son los que dan los talleres a la comunidad, como fundaci es de las partes n, comidas y estancia, a cambio ellos imparten los talleres y nos dejan una pieza para la fundación o para el Callejón de los Artistas, que es un espacio con todas las obras, se ubica en La Antigua, junto a la iglesia, y se ha convertido en otro atractivo turístico”.

Una actividad que para esta altruista de corazón se ha convertido en un ganar-ganar para todos los involucrados. “Los residentes se van felices, para ellos es una gran experiencia porque es un pueblito y la gente que vive ahí está siguiéndolos todo el tiempo, los niños les preguntan cosas y se emocionan porque ellos (los habitantes) no salen a ningún lado y les llevamos un poco de vida y mundo, se hacen amigos y les cuentan historias, entonces los artistas se van súper motivados. Lo padre es que afortunadamente hemos tenido artistas que son reconocidos internacionalmente como Adán Paredes o Salvador Montes, también locales como Manuel Zardain, entonces ese tipo de cosas, al residente que es artista joven lo beneficia, porque exhiben junto a grandes del arte”.

 

PASIÓN DE CUNA

“Cuando voy a La Antigua es como mi casa, ha sido complicado porque ha sido un lugar que nunca han apoyado, así que el pueblo lleva muchos años prometiéndoles cosas sin cumplirles, entonces cuando yo llegué juraban que me iba a ir, decían: ‘ésta, mañana no va a regresar’, no sabían si era cierto lo que decía que iba a hacer”, asegura con el orgullo de ayudar tanto a los pobladores de esta región como a los de otras ciudades que apoya a través de VeracruzANA.

Tantos han sido los beneficiados que éste es uno de los compromisos más importantes de su vida, y se da tiempo para estar al tanto del desarrollo de la fundación, así como de sus proyectos profesionales. “Yo creo que sin Gaby (directora de VeracruzANA) no habría podido hacer nada, ella está más apasionada que yo, toda su vida es Veracruz, somos súper amigas, muy cercanas y todos los días hablamos”, día con día porque ayudar es un trabajo inagotable, no hay descanso ni vacaciones, “por ejemplo, este verano como no tenemos residente porque con lo que está pasando en el estado, no hay dinero, hablamos con Carlos Quintero, que fue residente, y le pedimos que diera un curso de verano, de por lo menos dos semanas, a los niños de La Antigua. Entre todos nos ayudamos”, finaliza.

Comenta