9 de cada 10 perros de casa pueden tener parásitos

En México, hasta 95% de los perros de casa podrían estar infestados por garrapatas y pulgas, que además son causantes de algunas enfermedades en humanos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que las enfermedades transmitidas por parásitos como garrapatas y pulgas representan más de 17% de todas las enfermedades infecciosas.

Además, afirma que son capaces de causar enfermedades en los humanos que pueden estar entre las más complejas y difíciles de tratar.

El cambio climático y la urbanización no planificada, entre otros aspectos, han incrementado la incidencia de estos padecimientos en el territorio nacional.

“Los vectores son artrópodos muchos de los cuales se alimentan de sangre (como mosquitos, garrapatas y pulgas, por ejemplo), que al hacerlo, pueden transmitir microorganismos y provocar enfermedades graves en animales y personas como: Leishmaniosis (transmitida por insectos flebótomos), Rickettsiosis (transmitida por pulgas y garrapatas), Enfermedad de Lyme (transmitida por garrapatas); y una enfermedad que afecta a los perros: el Gusano del Corazón (transmitida por mosquitos)”, explicó Celso Ramos, investigador del Instituto Nacional de Salud Pública.

Probablemente, la mayoría de los hogares tienen una mascota (56%), siendo el perro es la mascota más apreciada.

“Sabemos de la importancia que han adquirido los perros como integrante de las familias, y por eso estamos haciendo conciencia de la conveniencia de protegerlos de parásitos internos y externos, y más cuando las investigaciones indican que dependiendo de la ubicación geográfica entre 5% y 95% de los perros de casa pueden estar infestados por garrapatas y por pulgas”, señaló, por su parte, Fernando Garza, médico veterinario zootecnista, gerente técnico en División Animales de Compañía de Merial de México

Soluciones como Frontline ® Tri-Act y NexGard Spectra® que se dosifican sólo una vez al mes, ayudan a controlar esos parásitos que se pueden volver un riesgo no solo para el animal, sino también para todos los que viven bajo el mismo techo, agregó Fernando Garza.

Muchos propietarios juegan, abrazan y se divierten con sus perros en la cama, el sillón, y el jardín, y tal vez no reparan en que cuando establecen este contacto tan cercano, estas enfermedades pueden estarse transmitiendo y representar una amenaza tan grande para ellos y para sus mascotas. Por ello, expertos de Merial recomiendan las siguientes medidas de prevención:

  1. Visitar al veterinario y preguntarle qué medidas de protección pueden implementarse dependiendo de la zona del país en que habite la persona, dado que hay regiones con mayor prevalencia de enfermedades.
  2. Solicitar al veterinario la aplicación una vez al mes de soluciones que protejan a las mascotas.
  3. Aplicar insecticidas seguros, especialmente en las oquedades como marcos de ventanas y puertas.
  4. Mantener limpia, asoleada y oreada la casa que habita la familia, con especial énfasis a colchones, tapetes y alfombras.
  5. Para quienes viven en la costa, es importante cuidar la limpieza de la mascota después de un paseo en la playa.

Comenta