5 cosas que desconocías de la Central de Abasto

Más que un centro de distribución de frutas, verduras y otros productos, la Central de Abasto (CEDA) es reflejo de la riqueza gastronómica y cultural de México, así como de su gente trabajadora.

Este espacio de 327 hectáreas es reconocido a nivel internacional por sus actividades comerciales (mayoristas y minoristas). Sin embargo, pocas personas conocen las cosas interesantes que suceden en este mercado, así como los proyectos de desarrollo social, arte y cultura que se llevan a cabo.

Ya seas visitante, locatario, trabajador, turista o curioso, descubre lo que el mercado más grande del mundo ofrece:

A partir de abril, la CEDA lleva a cabo recorridos a pie de forma gratuita; los hay de día para conocer los murales del proyecto de arte urbano “Central de Muros”; fotográficos y gastronómicos (los días viernes); así como guías nocturnas al sector de flores y hortalizas (miércoles y jueves a partir de las 22:00 horas).

Para quienes buscan presenciar uno de los momentos más bonitos en la CEDA, está la romería del 10 de mayo que inicia desde la madrugada. El despliege de colores y aromas inunda con singular alegría el sector de flores y hortalizas, e inspira los compradores a capturar espectaculares imágenes en su memoria, así como a comprar flores, desde las clásicas rosas o los claveles, hasta las elegantes peonias o las exuberantes orquídeas. Aquí se exhiben más de 300 especies de flores con las que se pueden crear bouquets y arreglos de ensueño.

Cada mes el mercado organiza actividades culturales, como proyecciones de películas, conferencias, clases de baile y talleres como el de tejido, que iniciará próximamente con el objetivo de crear un mural tejido por la comunidad de la CEDA. El objetivo es fomentar la equidad de género además de brindar a los participantes la opción de aprender un oficio para generar el autoempleo.

Enfocados en ofrecer un espacio para que locatarios y trabajadores puedan acceder a materiales de lectura, desde hace tres años la CEDA transformó una bodega ubicada en la intersección entre la I y la J, en una biblioteca. Esta se llama Gregorio Samsa, como homenaje al personaje principal del libro La metamorfosis, de Franz Kafka. Actualmente este espacio cultural tiene en inventario más de 700 libros, disponibles para consulta y préstamo.

“Del tianguis al abasto” es el título del documental realizado en la década de los ochenta por el español Demetrio Bilbatúa, donde se narra el surgimiento de este mercado. Esta pieza fílmica de gran valor histórico fue relanzada con actualizaciones en 2017, para conmemorar el aniversario 35 de la CEDA.

Para descubrir lo que la Central de Abasto ofrece a quienes la visitan, sólo hace falta animarse a recorrer sus pasillos, bodegas y espacios culturales, así como platicar con su gente y así conocer las miles de historias que ahí se entretejen.

Comenta