5 cosas que debes evitar en redes sociales cuando buscas empleo

Muchos profesionales de recursos humanos recurren cada vez con mayor frecuencia a buscar y revisar los perfiles de redes sociales de sus candidatos. El fin de esta práctica es realizar una evaluación del comportamiento online de las personas, como un filtro más para elegir a los profesionistas más preparados para el puesto y que se alineen con los valores de la empresa. Aún con la privacidad activada en los perfiles, siempre hay cierta información que será pública para todo mundo.

Debido a esto, cuidar el contenido de en las redes sociales es sumamente importante para no ser descartado en un proceso de selección, y aún más importante, para proyectar una imagen profesional incluso en estos espacios. Con esta situación en mente, Love Mondays, plataforma de evaluación de empresas por sus propios profesionales, enlista 5 cosas que debes evitar en tus perfiles de redes sociales.

Publicaciones polémicas o sobre temas delicados. La gente tiene todo el derecho de expresarse de forma libre en sus diferentes redes sociales, sin embargo, esto siempre debe hacerse de manera responsable, sobre todo si se es un profesionista en busca de empleo. Existen diferentes tópicos cuya naturaleza es bastante polémica y es fácil que las opiniones sean mal interpretadas. Lo recomendable es evitar emitir un posicionamiento radical en estos temas, así como descalificaciones e insultos contra personas que opinen lo contrario a nosotros.

Seguir páginas o personas que te comprometan. Además de las publicaciones que realizas, tus interacciones con las personas, empresas y páginas que sigues también dicen mucho a los reclutadores. Las reacciones, comentarios y contenido de terceros que compartes son visibles para casi cualquier persona, y puede comprometerse tu reputación como profesionista si no se presta atención a estos detalles. Tomando esto en cuenta, debe evitarse realizar comentarios comprometedores, escribir opiniones agresivas contra una persona u organización, así como cuidar a qué personas y empresas sigues en tus diferentes redes.

Ser etiquetado en fotos y publicaciones poco profesionales. Al encontrarte en una red social estarás interconectado con otras personas, así como con el contenido que estas personas compartan, incluyendo fotografías contigo o publicaciones que se relacionen contigo. No puedes controlar directamente el comportamiento de otras personas en sus perfiles y lo que publican, por lo que es recomendable activar la función de aprobación de etiquetas, de esta manera puedes controlar en qué publicaciones que te involucran eres mostrado ante otras personas.

Hablar mal de tu trabajo anterior. Expresar odio o desprecio de manera constante a tu trabajo, tu jefe, compañeros o a tus tareas mostrará a otras personas que eres alguien conflictivo y que no sabe cómo adaptarse a su entorno. Además de mostrarte como alguien negativo, esto podría indicarles a los reclutadores que probablemente no supiste cómo superar los obstáculos de tu anterior empleo y prefieres echar la culpa a otras personas. Un profesional no se expresa sobre un entorno laboral utilizando quejas y juicios negativos, sino que trata sus problemáticas directamente con la persona correspondiente y sin hacerlo de manera pública.

Exponer demasiado tu vida privada. Contar tus discusiones, desacuerdos o conflictos personales, así como cada plan que realizas o logro que alcanzas en tus redes te hace ver como alguien inseguro, que requiere del visto bueno y aprobación de los demás para tomar decisiones en su vida. Además, también expone tu seguridad y la de tus personas cercanas, al brindar demasiados datos sobre las acciones que llevas a cabo y los lugares que frecuentas. Profesionalmente, será un indicador de desconfianza para quien te esté reclutando, pues esta clase de conducta te muestra como alguien poco cuidadoso al manejar información privada.

Comenta