5 consejos para ahorrar en las compras navideñas

Ya se acerca la Navidad y con ella empiezan a temblar tus piernas (¡y tu bolsillo!)

En casa o en restaurantes, es frecuente que antes y durante las fiestas navideñas tu agenda y tu tarjeta entren en estado de ebullición. Dosifica tus planes para que reine la calma. Prioriza, por ejemplo, aquellos planes caseros, que a menudo pueden ser los más acogedores. Tienes muchas fiestas importantes a la vista, así que puedes ir turnando los puntos de encuentro.
Atrévete a ser tú el anfitrión por un día: en este caso, no lo dejes todo para el último momento. Diseña un menú conforme a tu presupuesto y compra con antelación todo lo necesario (evita desperdicios y organízate al detalle incluso con aquellos caprichos o bonitos recuerdos con los que deseas sorprender a tus invitados).

HUYE DE LOS TÍPICOS REGALOS DE SIEMPRE
No hay nada menos práctico cada principio de enero que tener en casa tres perfumes empalagosos, cuatro corbatas (¡horrendas!) y dos pijamas cursis. Pon en práctica tu empatía y haz un listado de tus personas especiales y sus posibles deseos de regalo. Escribe tus ideas, materiales y tareas a realizar. Así, sabrás qué, dónde, cuándo y cómo comprar. Quedarás mejor con tu gente y ahorrarás más: es mejor ser selectivo y preparar regalos útiles con sentido común.

TIEMPO Y OFERTAS: NO COMPRES MAÑANA LO QUE PUEDAS COMPRAR HOY
Sobre todo antes de Navidad, existen muchas fechas en las que tus comercios favoritos harán grandes descuentos y promociones como el Buen Fin, cuando herramientas como la app de Tiendeo pueden resultar de gran ayuda para estar al día: sé listo y adquiere todo lo que puedas tener en noviembre, no dejes todo para el último momento. Ni caro, ni colas, ni aglomeraciones: compra tranquilo y a buen precio.

REGALOS EN GRUPO
Une esfuerzos: siempre que la ocasión lo permita, planifica un presupuesto común para los regalos más especiales. ¡Sumando recursos puedes llegar más lejos!

APRENDE A DECIR “NO”
Con elegancia, escápate de aquellos compromisos (y regalos) más incómodos donde no es estrictamente necesario que acudas. ¡Ahorrarás mucho!

Comenta