fbpx

5 claves para seducir en redes sociales

 

Esas fotografías excesivamente editadas no son la mejor opción. Un estilo propio y el carisma pueden atraerlo de manera mucho más efectiva.

 

La popularidad de las redes sociales y aplicaciones para ligar no sólo reside en el auge de esta nueva forma de encontrar pareja, sino también en la posibilidad de seducir y conquistar sin necesidad de estar físicamente en un lugar.

Sin embargo, para que se dé el efecto deseado, el coqueteo en este tipo de redes tiene códigos específicos que de no cuidarse pueden hacerte ver como una loca desesperada o como alguien que no busca algo en serio.

 

love-online

 

Ante todo, no olvides el estilo, ese no puede perderse jamás y por supuesto; y para que no corras riesgos AdoptaUnChico.com.mx, la red social francesa que le da a las mujeres el poder de decidir con quien relacionarse, te recomienda estas claves:

Autenticidad.

No importa si tu “objetivo” vive en la misma ciudad o al otro lado del país, si mientes, se va a notar tarde o temprano. Además, crear una imagen basada en apariencias, cansa rápidamente y no dura por mucho tiempo. Muéstrate tal cual eres tanto en fotos como durante el intercambio de mensajes, sin mentiras. Es una regla básica.

Intriga.

Las redes sociales son una fuente de información muy importante para quienes están interesados en ti; por lo que ser un poco reservada(o) te hace más interesante. Deja los datos especiales para cuando la ocasión lo amerite. Así que si ya intercambias mensajes con alguien en particular, revélale secretos en exclusiva, quizá hasta cuando se conozcan en persona. Esto, infaliblemente, aumentará el interés en ti ¡Un poco de suspenso no le cae mal a nadie!

Jugueteo.

Recuerda que un coqueteo efectivo, necesita asemejarse a un juego. Cuando platiques con esa persona en las redes sociales, dale “señas” sin comprometerte en ningún aspecto. El control del juego lo tienes tú, así que tú sabes cuáles son los límites o en qué momento decides poner un alto. La clave es dejar que todo fluya de una manera natural y sin llegar a extremos, esto también por seguridad.

Interacción REAL.

Sí, tal vez te parezca ridículo enfatizar que las redes sociales sirven para comunicarnos e interactuar, pero a veces pecamos de narcisistas y realmente no ponemos atención a lo que el otro está escribiendo. Si quieres que ese date virtual se vuelva realidad, es importante que le pongas atención, para –sobre todo–, saber si hay empatía. Conocerse y relacionarse por internet va más allá de chatear, dar likes y compartir memes. Comparte aquellas anécdotas con las que te sientas cómoda, déjate conocer y conócelo. Pueden pasar cosas buenas si intentas ganar su confianza.

Estrategia.

Una vez que ya se conozcan mejor y si te movió el tapete es momento de pensar en los siguientes pasos y definir un propósito ¿será sólo amistad? ¿una distracción virtual? o ¿una relación con todas sus letras? Analiza los alcances a corto plazo, pero también ve más allá, piensa si quieres comprometerte.

Aspecto.

Procura tener al “día” tu perfil, actualizando tu información y fotografías. No compartas fotos a diestra y siniestra, es bueno mantener el interés de tus seguidores con un poco de misterio, y no está por demás evitar los desnudos e incluso, por seguridad, el lugar exacto de tu ubicación. Para dar un toque interesante y emotivo a tus retratos, puedes compartir fotografías en blanco y negro.

 

 

Comenta